Éste video es uno de los mejores en la carrera musical de radiohead; sin embargo, no ha sido nominado para ningún premio hasta ahora. Se estrenó en febrero de 1996 y fue dirigido por Jonathan Glazer, quien dirigió posteriormente el vídeo de “Karma Police”.

El vídeo, grabado totalmente en blanco y negro, no es una historia fluída. Está compuesta por diferentes retazos sin conexión que van de lo trivial a lo intrincado, incluyendo escenas inéditas de los integrantes del grupo cayéndose, saltando y corriendo. En una de ellas, se puede apreciar un Ed O’Brien cayéndose hacia atrás y dándose un tremendo tortazo (Ouch!).

Varias escenas de este vídeo fueron filmadas usando diferentes frecuencias de marco, haciendo que varios objetos se moviesen a diferentes velocidades en la misma escena. Una cámara especial de alta velocidad, empleada normalmente para propósitos científicos, se usó en este caso para los efectos muy lentos.

Es una lástima que las academias no hayan tomado en cuenta las cualidades artísticas de éste video, quizás por la falta de fluidez o coherencia. Sin embargo, es necesario entender la naturaleza de la canción para poder comprender la razón de la incoherencia de las secuencias audiovisuales en el video. En ese sentido Thom Yorke nos aclara:

‘Street Spirit’ es nuestra canción más pura, pero no la escribí yo. Se escribió sola. Nosotros éramos simples mensajeros; sus catalizadores biológicos. Su núcleo es un completo misterio para mí, y, ya sabes, no volvería a intentar escribir una cosa así sin esperanzas.

Todas nuestras canciones más tristes tienen en algún lugar un resquicio de firmeza. ‘Street Spirit’ no tiene firmeza. Es un túnel oscuro sin luz al final. Representa toda la emoción trágica que es tan doloroso que el sonido de esa melodía es su única definición.

Todos nosotros tenemos una manera distinta de entender esta canción. Se llama indiferencia. Especialmente yo; yo separo mi radar emocional de esta canción, o si no no podría tocarla. Estallaría. O me daría algo en escena.

Así es como su letra es un montón de mini-historias o imágenes visuales opuestas a la explicación cohesiva de su significado. Usé imágenes junto con la música que pensaba que podían transmitir la entidad emocional de la letra y la música al ir juntas. Eso es lo que significa ‘all these things you’ll one day swallow whole’ (todas esas cosas que algún día te tragarás enteras). Me refería a la entidad emocional, porque no era capaz de articular la emoción. Estallaría…

Nuestros fans son más valientes que yo al dejar que la canción les penetre, o quizás no se dan cuenta de lo que están escuchando. No se dan cuenta de que ‘Street Spirit’ es acerca de mirar fijamente al puto diablo a los ojos, y saber que, sin importar lo que hagas, él siempre se reirá el último. Y eso es real, y verdadero. El diablo siempre se reirá el último en todos los casos, sin excepción, y si pienso en ello durante mucho tiempo, estallaría.

No puedo creer que tengamos fans que puedan tratar emocionalmente con esta canción. Eso es por lo que estoy convencido de que no saben de qué trata. Por eso siempre la solemos tocar hacia el final de nuestros sets. Me vacía, y me sacude, y duele como el infierno cada vez que la toco, mirando cómo miles de personas se ríen y sonríen, ajenos a la tragedia de su significado, como cuando tienes que sacrificar a un perro y está moviendo el rabo de camino al matadero. Eso es lo que parecen, y me rompe el corazón. Ojalá esta canción no nos hubiera elegido como sus catalizadores, y no reclamo su autoría. Pide demasiado. Yo no la escribí.

Como vemos, la canción es algo más allá de éste mundo, jejeje.