Mario Silva es, además de un personaje pintoresco, el conductor de un programa de televisión nocturno llamado "La Hojilla", el cuál es transmitido por el canal estatal adscrito al Ministerio de Comunicación e Información "Venezolana de Televisión". Como ente adscrito a dicho Ministerio, Venezolana de Televisión forma parte de la gran red de instituciones, empresas, cooperativas, asociaciones civiles, entre otras formas de asociación, que integran el Poder Ejecutivo Nacional a través de la Administración Pública.

En ese sentido, el Poder Ejecutivo está habilitado para funcionar como brazos (ejecutores) de las políticas de estado que dirige el Presidente de la República y está normado por la Constitución, Leyes y Decretos. El uso prioritario del Software Libre como herramienta liberadora y empoderadora (el conocimiento es poder) es, como todos sabemos, una política de estado. Como funcionario público, trabajador del CNTI y desarrollador del Proyecto Canaima GNU/Linux, soy partícipe y promotor de esa política de estado; no sólo porque recibo un salario por ello, sino porque la siento y la vivo a diario.

Éste preámbulo viene a introducirlos en la indignación que la Comunidad Nacional de Software Libre ha tenido que soportar, cuando Mario Silva en su programa, de forma muy normal aseveró en un debate consigo mismo que "usar Windows no es malo", que "ojalá desarrollemos nosotros (esas tecnologías)", y que "había que usarlo (Windows) en defensa de la revolución",  e intentó decir que "usar Linux es retrotecnológico" y que "(utilizar windows) es utilizar herramientas para poder tecnificarnos más y profundizar". A los que no lo pudieron ver y escuchar diciendo semejantes cosas, pueden ver el siguiente video.

Sinceramente, jamás había visto a alguien meter más la pata por televisión, desde que disolvieron el estado en vivo el 11 de Abril.

¿Y cómo Mario Silva violó el Decreto 3390?

El artículo 8 del** Decreto con rango y fuerza de Ley Orgánica acerca del uso de Software Libre** en la Administración Pública Nacional (Decreto 3390) establece lo siguiente:

Artículo 8. El Ejecutivo Nacional promoverá el uso generalizado del Software Libre desarrollado con Estándares Abiertos en la sociedad, para lo cual desarrollará mecanismos orientados a capacitar e instruir a los usuarios en la utilización del Software Libre desarrollado con Estándares Abiertos.

Mario Silva, como funcionario público, no sólo intentó descalificar el uso del Software Libre, sino que también promovió el uso del Software Privativo diciendo que "usarlo no era malo", cuando en realidad no sólo usarlo es malo, es perverso y estúpido. Mario Silva no sólo infringió la ley. El hecho de que alguien con el poder mediático que tiene él, haya hecho semejantes aseveraciones, echa por tierra el titánico trabajo que han venido haciendo las instituciones del estado (CNTI, CENDITEL, entre otras) y la Comunidad de Software Libre para vencer la resistencia al cambio desde la promulgación del 3390.

Para recordar en boca de quienes han sido pronunciadas éstas mismas palabras, les dejo los siguientes videos (por ahí aparezco yo :-P).

No es un capricho presidencial

Más allá de lo que explícitamente establece el decreto, el espíritu (es decir, la intención) detrás de su promulgación obedece a un fin superior, más allá de un capricho presidencial o una actitud "purista". El uso del Software Libre, por encima del Software Privativo, es un proceso lógico en una sociedad que debe transformarse para hacerse sus propias herramientas y ser totalmente independientes y soberanos. El Software Libre tiene un papel fundamental en la transformación de la sociedad, y me puedo poner a dar un discurso de 8horas explicándolo, pero lo puedo resumir:

El Software Libre le permite a cualquier persona: ver, modificar y redistribuír el código fuente sin ningún tipo de restricción. Ésto significa que por ejemplo, cualquier consejo comunal que necesite un sistema de autentificación por huellas para un proyecto de cercado de una urbanización en su jurisdicción para mejorar la seguridad, puede establecer una comisión de personas que aprendan a programar en un determinado lenguaje Libre, desarrollen el sistema (para lo cuál pueden basarse en cualquier otro sistema parecido hecho en Software Libre que esté publicado en internet), implementarlo y publicarlo, para que cualquier otro se beneficie de ese conocimiento colectivo adquirido (inclusive otro consejo comunal en otra parte del país).

Si éste consejo comunal hubiese pensado que "usar windows no es malo", hubiese tenido que:

  • Pagar la exorbitante licencia de Windows (si no quería tener problemas legales por piratearlo).
  • Pagarle a una empresa que le desarrollara el sistema.
  • Pagarle a esa misma empresa para que periódicamente le traiga actualizaciones o mejoras del sistema, y le atendiera los posibles problemas recurrentes que hubiera (soporte técnico).

En contraste, si el consejo comunal entiende que el conocimiento tecnológico adquirido a través del Software Libre es poder (para el pueblo), entonces:

  • Se descargó Canaima GNU/Linux, desarrollado por venezolanos y ofrecido de manera pública y gratuita.
  • Se capacitó leyendo los numerosos manuales, tutoriales, foros, chat en línea y otros medios de soporte que existen en internet para aprender rápida y de forma práctica, cualquier lenguaje de programación libre.
  • Invirtió tiempo desarrollando el sistema de manera local, apoyándose en el conocimiento generado por la Comunidad Nacional e Internacional de Software Libre.
  • Publicó el sistema en internet para que otros pudieran apropiarse de ese conocimiento adquirido.
  • Resolvió todas las posibles eventualidades que surgieran con el sistema, por haberlo desarrollado, saber como funciona, tener acceso a su código fuente y no tener ninguna licencia restrictiva que impida su modificación.

"Usar Windows no es malo"

Nunca había tenido tantas ganas de Maldecir o mentarle la madre a alguien. Es como cuando eres niño, y con mucho esfuerzo haces tu primer castillo de arena y te queda bien, y viene alguien por torpeza, ignorancia o de forma premeditada te lo destruye dándole una patada. ¡Que arrechera!.

No sólo es malo usarlo, es perverso y estúpido. ¿Cómo estar seguros de que Microsoft, una empresa trasnacional, no pone en sus productos herramientas de espionaje? ¡ES IMPOSIBLE! Es una caja negra, no sabemos cómo está hecho, es INAUDITABLE, no publican su código por meros intereses capitalistas. Ya existen pruebas (aquí, aquí y aquí) de que Microsoft permite que la NSA (National Security Agency - Agencia de Seguridad Nacional) de Estados Unidos, introduzca código en las diferentes versiones de Windows, para asegurarse de tener una llave de acceso en casos de "Seguridad de Estado". Así como lo lees, Mario: ¡El imperio!, ese que tanto criticas, en tu propia laptop.

Por cierto, lo mismo ocurre con el Blackberry.

"ojalá desarrollemos nosotros"

Por eso creo que lo que sucedió con Mario Silva fué un problema de ignorancia, de desinformación, y quizás no fué algo premeditado. Canaima GNU/Linux es un sistema operativo libre, mucho mejor que windows, desarrollado por venezolanos (yo soy uno de ellos), patrocinado por el CNTI. Claro que las desarrollamos, y ya llevamos más de 3 años haciéndolo.

"usar Linux es retrotecnológico"

Mentira, mil veces mentira. La Comunidad de Software Libre a nivel internacional supera no sé en cuantas proporciones, pero haciendo una suposición vaga, yo diría que 10:1 a la cantidad de personal contratado que Microsoft pueda albergar en sus sedes y modalidades de trabajo. Microsoft JAMÁS tendrá la capacidad económica para contratar en calidad y cantidad a las personas que trabajan en el desarrollo de sistemas y herramientas libres a nivel mundial.

Dicho ésto, ¿Cómo se puede suponer que la tecnología implementada en Windows es superior a la utilizada en Linux?

Mario, para no extenderme más: ¿has visto hacer ésto en Windows?

Un Consejo final para Mario

Rectifica públicamente la metida de pata que haz hecho. Es la única forma de reivindicar todo lo que significa el Software Libre para muchos venezolanos. De lo contrario, seguirás siendo blanco de ataques, hasta que rectifiques o alguien te regañe.